Tratamientos Luminosidad Facial

Tratamientos Luz en la cara - luminosidad facial
Doctora Lucia Payá

¿Cómo podemos dar luz al rostro?

 

Un cutis joven no solo presenta pocas arrugas y una piel elástica, sino también debe mostrar una tez luminosa e hidratada. La piel comienza a regenerarse más lentamente a partir de los 30 años de edad aproximadamente, y esto se traduce en un cutis opaco.

Si buscas tratamientos de Medicina Estética, Valencia es un referente. Por eso hemos hecho un cribado con los tratamientos más solicitados para recuperar la luminosidad de la piel, basándonos en su demanda y en la sencillez de cuidados que necesitas tras tus sesiones.

 

Peeling químico

El peeling químico permite eliminar la capa de células muertas, descubriendo un cutis más luminoso y sin causar las abrasiones de los exfoliantes mecánicos. Dependiendo de tu edad y del estado de tu piel, teniendo en cuenta si es sensible o presenta enfermedades crónicas, te indicaremos el más apropiado. Ten presente que no trabajamos con productos de venta libre o cosméticos comerciales, por lo que es necesario que el tratamiento sea aplicado y supervisado por profesionales médicos.

En función del tipo de peeling al que te sometas, tu piel va a necesitar más o menos cuidados posteriores:

  • Si te sometes a un peeling químico superficial, tu piel puede presentar cierta descamación durante 3-4 días. No te toques el rostro y consúltanos si tienes dudas sobre tu rutina posterior de cuidado facial. Lo habitual es que si ya utilizas limpiadores e hidratantes aptos para pieles sensibles no debas modificar la rutina más allá de retirar los retinoides unos días, y utilizar fotoprotección solar 50. Nosotros recomendamos este tipo de peeling a casi todos nuestros pacientes, porque creemos que es mejor repetir al cabo de un tiempo e ir sobre seguro, antes que arriesgarse con peelings profundos que son agresivos.
  • Si eres apto para someterte a un peeling intermedio, nosotros te indicaremos qué productos usar o revisaremos los que utilizas de manera habitual, porque tu piel va a estar hiperreactiva un tiempo. Te recomendamos que durante unos días te expongas al sol lo menos posible, siempre empleando un filtro solar adecuado y evitando paseos en las horas de mayor incidencia solar si es posible.
  • Los peelings químicos profundos son delicados y pueden requerir de ingreso hospitalario durante unas horas. El cuidado posterior se prolonga en el tiempo y necesitarás evitar las exposiciones solares durante más tiempo.

 

Mesoterapia con vitaminas

La mesoterapia consiste en el empleo de agujas de calibre fino para hacer llegar unos compuestos estériles (se abren en el momento de su uso) y ricos en principios activos a las distintas capas de la piel. A veces interesa infiltrar las soluciones en capas intermedias de la piel, otras en capas profundas.

Cuando hablamos de piel luminosa, la mesoterapia con vitaminas es la opción más conservadora. No te asustes por las agujas, pues es una técnica prácticamente indolora. También es el tratamiento que menos compromiso de cuidados a posteriori requiere por tu parte.

Presenta otra ventaja adicional: los principios activos utilizados en mesoterapia se pueden combinar, llevando a cabo tratamientos personalizados. Por ejemplo, podemos tratar una tez opaca con vitaminas a la vez que le aportamos un extra de hidratación con ácido hialurónica en una misma sesión.

 

IPL para aportar luz al rostro

El tratamiento para recobrar la luminosidad con IPL se basa en la misma técnica que la depilación, pues ataca de manera selectiva ciertos pigmentos mientras respeta el resto de los tejidos con otra coloración.

En el caso del cutis, solemos elegir esta opción para pieles que no solo se muestran apagadas, sino que presentan un tono poco uniforme por melasma o rojeces persistentes. También logramos estimular la síntesis de colágeno y elastina, devolviendo tersura a la piel.

El tratamiento consiste en producir quemaduras microscópicas y selectivas para estimular la regeneración natural de la piel, a la par que vamos difuminando las manchas debidas a un exceso de pigmentación. También podemos cerrar capilares como los causados por la cuperosis en la misma sesión.

El tratamiento posterior a cada sesión incluye, cómo no, el uso de buenos filtros solares, y al igual que en el caso de la mesoterapia, te puedes reincorporar a tu actividad diaria nada más terminar tu sesión. Los limpiadores que utilices deben ser aptos para pieles delicadas y, por precaución, aconsejamos no maquillar el cutis tratado los primeros días o hacerlo nada más con productos pensados para ser utilizados en pieles que se están sometiendo a este tipo de tratamientos estéticos.

Estos son los tratamientos, capaces de devolver la luminosidad a un cutis apagado, que más nos solicitan. Recuerda que hay otras opciones menos conocidas, como el tratamiento con plasma rico en plaquetas, y que tú también puedes ayudar a que tu piel luzca lo mejor posible con una dieta equilibrada y un buen filtro solar. Partiendo de esa base, la Medicina Estética puede lograr maravillas con tratamientos poco agresivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de interés:

× ¿Cómo puedo ayudarte?