Surco nasogeniano y líneas de marioneta

Surco nasogeniano y líneas de marioneta
Doctora Lucia Payá

Surco nasogeniano y líneas de marioneta

El tratamiento del surco nasogeniano y de las líneas de marioneta es un procedimiento rejuvenecedor al que se someten miles de pacientes año a año.  Aquí te contamos con detalle qué es, por qué se produce y cómo se trata.

 

¿Qué es el surco nasogeniano y las líneas de marioneta?

Ambos conceptos hacen referencia a arrugas faciales. El surco nasogeniano es la línea que va desde las aletas nasales hasta la comisura del labio, de manera que acotan el labio superior.

Por otro lado, las líneas de marioneta son los surcos que van desde la comisura hasta la barbilla, atravesando el mentón. Si te fijas en los muñecos que usan los ventrílocuos o en los títeres de mano, verás que tienen unas líneas abiertas en esa misma zona que permite que se les abra la boca. De ahí el nombre con el que se conocen coloquialmente.

 

¿Por qué se producen los surcos nasogenianos y las líneas de marioneta?

El surco nasogeniano y las líneas de marioneta, como otras arrugas faciales, son consecuencias propias de la edad. Con el paso de los años, la piel pierde elasticidad y se vuelve más frágil, además de que se reduce la producción de aceites naturales que la secan. También disminuye la cantidad de grasa de las capas más profundas, por lo que la piel se torna flácida y son más visibles los surcos de la superficie. Y además el macizo óseo de la cara se reabsorbe, por lo que las capas que están por encima (grasa y piel) pierden su soporte y caen.

Pero la edad no es la única causa. La radiación ultravioleta acelera el proceso natural de envejecimiento y, de hecho, se considera la causa principal cuando se trata de arrugas tempranas. La UV rompe el tejido conectivo, que se compone de colágeno y fibras de elastina, por lo que se rompe el sostén natural de la piel y, ésta pierde fuerza y flexibilidad.

Otro factor acelerador es el tabaquismo. Fumar acelera el envejecimiento natural de la piel, probablemente por la vasoconstricción que sufren los vasos, con la consiguiente reducción del aporte de oxígeno para nutrir a los tejidos.

Pero estas arrugas también son el resultado de los movimientos y expresiones faciales que repetimos en el día a día. Si te miras al espejo mientras sonríes, podrás ver con claridad el surco nasogeniano. Aparece cuando mueves los músculos faciales y, a medida que envejeces, la piel pierde flexibilidad, le cuesta más y más recuperar su forma hasta que las arrugas pasan a formar parte del rostro.

 

¿Cómo mejorar el surco nasogeniano y las líneas de marioneta?

Las arrugas son inherentes al paso del tiempo. Pero cuando están muy marcadas, sobre todo entre personas que no tienen una edad avanzada, pueden crear malestar. Si acudes a un centro avanzado de medicina estética en Valencia, como la Clínica Iradia, podrás atenuarlas con un tratamiento sencillo, rápido y efectivo.

 

El procedimiento

Se pueden realizar distintas técnicas según las características del paciente, por lo que va a ser muy importante el diagnóstico previo.

En ocasiones es suficiente con actuar sobre el pómulo, devolviéndole el volumen que ha perdido. Esto hace que mejoren los surcos sin que sea necesario actuar directamente sobre ellos, pues si se trabaja sobre ellos se puede empeorar el efecto.

Otras veces el diagnóstico muestra que los pliegues forman parte de la propia fisionomía del paciente, que por determinadas cuestiones lo tiene más marcado de lo habitual. En ese caso, actuaremos directamente sobre el surco con mucho cuidado, para suavizarlo o difuminarlo. Se evitará darle más peso del que puede soportar.

El tratamiento también suele llevar aparejado los masajes faciales mecánicos. Será un especialista, usando sus propias manos, el que proporcione leves pellizcos a la piel recorriendo la zona inferior del rostro. El objetivo es reducir las líneas de expresión, tonificar los músculos y aliviar la tensión para conseguir ese aspecto fresco y rejuvenecido.

 

El resultado

El tratamiento que acabamos de exponer se efectúa en una sesión que comenzará con la limpieza de rigor de la zona, y puede conllevar el empleo de crema anestésica.

Los resultados se pueden observar en los surcos inmediatamente, que ya no aparecerán tan marcados. Puede haber enrojecimiento, hinchazón o hematomas en la zona, efectos secundarios habituales que desaparecerán en unos días o semanas, dependiendo de la intensidad. Las posibles asimetrías son también resultado de la inflamación, pero se corrigen por sí solas.

En cuanto a la duración de los resultados, es habitual que sean visibles durante los 8-12 meses siguientes al tratamiento. Pero la respuesta del paciente depende de múltiples variables: su metabolismo, la dosis que se emplee, la colocación, el producto que se use, etc.

 

En definitiva, el tratamiento del surco nasogeniano y las líneas de marioneta es sencillo y duradero. Conseguirá que los pliegues no aparezcan tan marcados, aunque para el diagnóstico y tratamiento correcto es necesario ponerse en manos de una clínica de medicina estética en Valencia que dé garantías. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos de interés:

× ¿Cómo puedo ayudarte?