Mesoterapia Corporal

Tratamiento corporal
Doctora Lucia Payá

Mesoterapia corporal: eliminar grasa localizada

La mesoterapia corporal es un tratamiento estético que ha ganado mucho interés en los últimos años. Se trata de un tratamiento muy demandado por parte de nuestras pacientes debido a sus resultados visibles. Con esta técnica se puede reducir el volumen en zonas del cuerpo donde el nivel de grasa es considerable. Es, por tanto, una buena fórmula para eliminar grasa localizada.

En Clínica Iradia Medicina estética Valencia ofrecemos dos opciones para este tratamiento: sesión normal y sesión avanzada. Además, también disponemos de mesoterapia facial con vitaminas.

Te contamos con detalle en qué consiste este tratamiento.

 

Tipos de mesoterapia

La mesoterapia puede ser de carácter facial o corporal, y dependerá del lugar en donde se aplique.

La mesoterapia facial tiene como objetivo rejuvenecer el rostro, aportarle más vitalidad y luminosidad. No se busca tanto reducir la grasa, ya que no es una zona del cuerpo muy propensa a ello, sino que la piel luzca más tersa y luminosa.

La segunda opción, que es la que nos ocupa, es la mesoterapia corporal. Con ella se elimina el exceso de grasa en áreas que tienden a acumularla, como los glúteos, las piernas y el abdomen. No obstante, su uso es posible en otras áreas como los brazos o la papada.

 

¿Qué es la mesoterapia corporal?

La mesoterapia corporal se distingue de la facial en el tipo de compuestos que se aplican. Mientras que en el primer caso se inyectan vitaminas, minerales y ácido hialurónico; aquí los compuestos son de carácter homeopático y alopático. Aunque, también se incluyen vitaminas, minerales y aminoácidos.

Los compuestos homeopáticos son sustancias naturales que mejoran la circulación y elasticidad de la piel. Se muestran altamente efectivos frente a la celulitis. Los de carácter alopático, como la carnitina, procaína, silicio orgánico, extracto de alcachofa son sustancias químicas extraídas de las plantas. Todas ellas también están indicadas para combatir la celulitis. Además, presentan otras propiedades: son drenantes, reafirmantes y antioxidantes.

Estas inyecciones en la piel se reservan para las zonas donde existe un mayor porcentaje de grasa localizada. El proceso se realiza con agujas muy finas y cortas (4mm) a través de pequeños pinchazos. Es una técnica poco invasiva y que no provoca mucho dolor. Las aplicaciones de compuestos se limitan únicamente a la zona más superficial de la piel.

Las únicas posibles complicaciones vinculadas a la mesoterapia son la sensación de escozor, irritación o hematomas, pero en pocos días desaparecen. No obstante, ante un tratamiento de este tipo siempre conviene consultar con el especialista para evitar posibles reacciones alérgicas o intolerancias.

 

¿Cómo son las sesiones de mesoterapia corporal?

La mesoterapia corporal es un tratamiento indicado para todo tipo de pacientes, sin importar la edad. Solo se excluyen de este grupo las personas con incompatibilidades o contraindicaciones y las embarazadas.

En función del área a tratar, la sesión puede durar más o menos tiempo, pero la norma general son 30 minutos. El uso de las pequeñas agujas no genera dolor porque las inyecciones se aplican a nivel muy superficial. Estas agujas tienen una longitud no superior a los 4 mm.

No es necesario someterse a un proceso de anestesia local, pero a las personas con la piel muy sensible sí se les puede aplicar una crema anestésica previo a las inyecciones para aumentar la sensación de confort.

La frecuencia de estas sesiones va a depender del deseo de resultados y del grado de celulitis. La tónica más habitual es acudir 1 vez por semana durante dos – tres meses. A partir de ahí se pueden espaciar más las visitas, con sesiones cada 15 o 30 días durante otros tres meses.

Los resultados con esta técnica comienzan a ser visibles de manera progresiva, a partir de la quinta – sexta sesión. Es un proceso efectivo, pero que necesita su tiempo y cierta disciplina en el cumplimiento de las sesiones.

La mesoterapia funciona, no presenta efectos secundarios y apenas genera molestias. Los resultados se empiezan a notar con la disminución de la piel de naranja y un aspecto más tonificado y firme en las áreas tratadas.

A su vez, este grado de eficacia se multiplica si el tratamiento se combina con otros como masajes, radiofrecuencia o drenaje linfático. Y, sobre todo, es importante adoptar un estilo de vida activo, con descanso placentero, suficientes horas de sueño, una dieta completa y equilibrada y la práctica de ejercicio físico de manera periódica.

 

La mesoterapia corporal rejuvenece y revitaliza la piel. Es una técnica que requiere paciencia por parte del paciente, pero es muy efectiva si se cumplen las sesiones programadas mediante previa valoración por un especialista. Además, es recomendable para personas de cualquier edad que deseen eliminar grasa localizada en cualquier parte del cuerpo. Es importante señalar que la mesoterapia corporal ayuda a definir la figura, pero no es un método de adelgazamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos de interés:

× ¿Cómo puedo ayudarte?