Proyección mentón y definición arco mandibular

Proyección/aumento de mentón y definición del arco mandibular
Doctora Lucia Payá

Proyección del mentón y definición del arco mandibular

El mentón es una zona que pasa muy desapercibida para muchas personas. Sin embargo, si se trabaja a tiempo puede ayudar a frenar el envejecimiento en la zona del cuello. Además, es un elemento muy importante para conseguir la armonía del rostro.  En Clínica Iradia de Medicina Estética en Valencia ofrecemos tratamientos que permiten mejorar la proyección del mentón para corregir el arco mandibular, definirlo mejor, y frenar el paso del tiempo.

Un rostro bien equilibrado está muy determinado por la posición de la barbilla, ya que ésta ha de estar bien proporcionada con el resto de la cara. Al proyectar el mentón se mejora indirectamente el tercio inferior de la cara y le aporta más armonía al rostro. Te mostramos con detalle cómo se ejecuta esta técnica.

 

¿En qué consiste la proyección del mentón o el marcado del arco mandibular?

Se denomina marcado o definición del arco mandibular, pero responden al mismo objetivo. La fórmula consiste en jugar con la estructura ósea del paciente para proyectar o disimular el mentón. Esto hace que las líneas que conforman el óvalo facial y el arco mandibular ayuden a armonizar el rostro del paciente.

Uno de los aspectos positivos de este tratamiento es que no requiere pasar por el quirófano. La intervención quirúrgica, que también es posible, se conoce como mentoplastia, pero la solución ambulatoria es un paso intermedio.

Este tratamiento está pensado especialmente para personas con barbilla pequeña o retraída, aquellas cuyo maxilar inferior está atrasado respecto al superior y presentan un desequilibrio muy visual, especialmente cuando están de perfil, o para quienes deseen un rostro más masculinizado, con un mentón más voluminoso y definido.

Este procedimiento también se utiliza para frenar el paso del tiempo y actuar contra el envejecimiento. El tercio inferior de la cara y el cuello, es decir, la zona de la papada, acumula mucha flacidez con el paso de los años. Esto se traduce en un mentón y óvalo facial poco definidos. Con esta proyección conseguimos enfrentar esa pérdida de firmeza.

 

¿Cómo se realiza el tratamiento de Proyección/aumento de mentón y definición del arco mandibular?

La proyección del mentón para definir el arco de la mandíbula implica el uso de fillers, rellenos dérmicos, en planos profundos de la piel, de modo que se compensen volúmenes o se creen en los espacios que faltan. Estos rellenos dérmicos son de ácido hialurónico o de hidroxiapatita cálcica (producto Radiesse, que trabajamos en otros de nuestros tratamientos).

Este procedimiento se puede combinar con otras técnicas de medicina estética como los hilos tensores para restar flacidez a ambos lados de la barbilla, o incluso usar bótox en algunas zonas de la mandíbula, especialmente en personas con la musculatura muy potente.

El tratamiento es un proceso sencillo que se realiza en consulta. Su duración aproximada es entre 20 y 30 minutos y no requiere la utilización de anestesia local.

Los pacientes pueden sentir únicamente una pequeña inflamación, algún hematoma o enrojecimiento en la zona que desaparece espontáneamente en cuestión de días. Asimismo, es una técnica poco invasiva y que permite volver a la normalidad en pocas horas.

Los resultados no son inmediatos, pero sí muy rápidos. En unas semanas ya se aprecia un cambio notable. La duración de los resultados es de unos 18 meses, aunque va a depender de las características de cada paciente.

 

Aumentar el mentón en hombres y en mujeres

La proyección del mentón y del arco mandibular es un procedimiento de medicina estética que genera interés tanto en hombres como en mujeres.

En el caso de ellas, habitualmente se busca un contorno mandibular más definido, para feminizar al máximo el rostro. El mentón adquiere una forma triangular que aporta personalidad y belleza.

Los hombres optan más por un aumento en el tercio inferior de la cara, definiendo bien los ángulos mandibulares, dando lugar a un mentón cuadrado.

 

Recomendaciones tras el tratamiento

Si aparecen hematomas es importante no exponerse al sol de forma directa hasta que estos desaparezcan. Además, se debe usar protección solar los primeros días después del tratamiento. También se puede utilizar una crema que acelere la absorción del hematoma.

El maquillaje está totalmente desaconsejado en las primeras 24 horas tras salir de la clínica, al igual que el ejercicio físico, los baños de vapor o la visita a saunas y piscinas. Por último, conviene no manipular la zona tratada durante las 72 horas posteriores al procedimiento.

Todas estas indicaciones son de carácter básico, ya que en caso de que haya una complicación añadida, nuestros profesionales de Clínica Iradia ofrecerán las indicaciones pertinentes. Con un tratamiento de proyección del mentón, el paciente gana firmeza en su piel, el tercio inferior de la cara se equilibra, y además se refuerza la lucha contra el paso del tiempo. No dudes en contactar con nosotros para resolver todas tus dudas sobre medicina estética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de interés:

× ¿Cómo puedo ayudarte?