Medicina estética: Diferencias con la cirugía estética.

Ácido Hialurónico
Doctora Lucia Payá

Medicina estética

La medicina estética es una disciplina en auge, y eso lo demuestran datos como los que aporta la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) en sus estudios socioeconómicos y de penetración del sector en España.

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) señala que actualmente un 35,9 % de la población española se somete a tratamientos médico-estéticos. Este dato supera en cinco puntos porcentuales al de la población que se interesaba por estas prácticas en 2019. Las mujeres son más activas en estos tratamientos, pues cinco de cada diez mujeres acuden a ellos. En el caso de los hombres, el 20 % de ellos acuden a realizarse algún tratamiento.

A su vez, en el estudio se señala que esta rama de la medicina genera 100.000 puestos de trabajo directos e indirectos. Otro dato que certifica el crecimiento de esta disciplina es el número de centros autorizados, que creció en 2020 en España un 30 %, hasta superar con creces las 5.000 clínicas.

 

Detener las señales del envejecimiento, hacia un well-aging

El interés de la población por la medicina estética está basado principalmente en el deseo de conseguir una apariencia más saludable y mayor grado de bienestar. El cuerpo humano sufre un proceso natural de envejecimiento a medida que va pasando el tiempo.

A partir de los 30 o 35 años, la piel, que es el principal órgano sobre el que se aplican los tratamientos de medicina estética, alcanza el nivel máximo de madurez. A partir de ahí, procesos fisiológicos naturales como la producción de colágeno o la formación de ácido hialurónico, compuestos esenciales para garantizar una buena hidratación, comienzan a verse disminuidos.

Es en ese momento cuando es aconsejable iniciarse en tratamientos de carácter médico-estético. Estos tratamientos sirven para reforzar la capacidad interna del organismo y obtener así un aspecto más saludable.

La salud mental asociada a la imagen, sin dejarse llevar en exceso por estereotipos y cánones de belleza, puede acabar afectando gravemente a muchas personas. La medicina estética, cuando se entiende como un proceso reparador con el fin de tener un aspecto más saludable, es una herramienta de gran ayuda.

 

Diferencias entre medicina estética y cirugía estética: dos especialidades distintas con un mismo objetivo.

Un punto importante en este ámbito de la medicina es saber distinguir entre los tratamientos quirúrgicos (cirugía estética) y los no quirúrgicos (medicina estética), pues, aunque tienen el mismo fin, nada tienen que ver en cuanto al procedimiento.

Los procedimientos que obligan a pasar por el quirófano forman parte de lo que se conoce como cirugía estética. Estas intervenciones se pueden realizar en todo el cuerpo y la característica principal es que son más invasivas, aunque siempre seguras, que otros tratamientos que no implican la entrada en el quirófano.

Por otro lado, la medicina estética hace referencia a los tratamientos no quirúrgicos, es decir, se realizan en consulta y no en el quirófano. Para ello, se utilizan procedimientos no invasivos o mínimamente invasivos. Algunos de estos procedimientos pueden requerir de anestesia local.

Tanto la medicina estética como la cirugía estética tienen como finalidad mejorar el aspecto físico y velan por la satisfacción del paciente.

 

Requisitos para tener en cuenta a la hora de elegir un médico estético…

El alza en los números de la medicina estética (pacientes, tratamientos, centros…) se explica por el interés de la población en la búsqueda de un tipo de belleza natural, discreta y reversible. Todo esto está motivado por la búsqueda de una mayor calidad de vida y salud mental.

Pero para asegurarse el éxito en estos procedimientos e intervenciones es imprescindible acudir a centros profesionales, aquellos que cuentan con personal altamente cualificado. Por otra parte, es también obligatorio que estos centros dispongan de todas las certificaciones y garantías exigidas legalmente para ofrecer la máxima seguridad en sus servicios.

También es importante que utilicen productos de máxima calidad. Pues por poner un ejemplo, en cuanto al ácido hialurónico, existen múltiples marcas en el mercado, pero la calidad puede ser muy distinta. Elige un centro en el que sean exigentes en cuanto al producto escogido.

Otro requisito básico es la actualización constante, la introducción de técnicas novedosas e innovadoras para ofrecer a los pacientes las mejores soluciones disponibles.

En la Clínica Iradia de Medicina estética en Valencia cumplimos con creces estas demandas, ofreciendo a nuestros pacientes una amplia variedad de tratamientos, con productos de máxima calidad y profesionales altamente cualificados. Esta es la combinación perfecta para garantizar éxito, seguridad y satisfacción a nuestros pacientes.

Para más información en cuanto a los requisitos a tener en cuenta a la hora de elegir un médico estético puede consultar el artículo publicado por la SEME “Empoderando al paciente de medicina estética”

La medicina estética es una disciplina plenamente integrada en la sociedad. Una especialidad médica que avanza a pasos agigantados hacia la búsqueda de una belleza compatible con la salud, que aleje el envejecimiento y nos lleve hacia un well-aging.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos de interés:

× ¿Cómo puedo ayudarte?