Mesoterapia Facial con Vitaminas

Tratamiento mesoterapia con vitaminas
Doctora Lucia Payá

Mesoterapia facial con vitaminas

La mesoterapia facial con vitaminas es un tratamiento médico estético dirigido a todo tipo de pacientes: distintas edades, distintos tipos de piel. Es una técnica que se puede emplear en personas de cualquier edad, pues no está dirigido exclusivamente a corregir las arrugas y combatir las líneas de expresión, sino que más bien devuelve a la piel la luminosidad, turgencia e hidratación que se ha podido perder por el paso del tiempo.

En Clínica Iradia, ubicada en Valencia, ofrecemos distintas opciones con este tratamiento, siempre asegurando técnicas mínimamente invasivas de la mano de expertos profesionales. Te contamos con detalle en qué consiste la mesoterapia facial con vitaminas.

 

¿Qué es la mesoterapia facial?

La mesoterapia facial es un tratamiento de rejuvenecimiento que consiste en la inyección en la piel de vitaminas, minerales y ácido hialurónico. Todas estas sustancias tienen propiedades beneficiosas para la salud de la dermis y la epidermis, y en algunos casos, como el ácido hialurónico, sirven para impulsar la presencia de este compuesto en el organismo.

Se denomina mesoterapia con vitaminas porque la inyección está reforzada con vitaminas (A, B, C y E). Además, en las inyecciones se incluyen también aminoácidos esenciales y ácidos nucleicos que ayudan a conseguir una piel más revitalizada.

Para realizar las inyecciones se utilizan agujas muy finas, por lo que la inyección es muy poco dolorosa. Estas inyecciones se realizan directamente sobre la piel, que debe estar limpia y previamente desinfectada.

 

¿Qué tipos de mesoterapia facial son los más habituales?

Más allá de la mesoterapia que incluye vitaminas, minerales, ácido hialurónico, oligoelementosácidos nucleicos, aminoácidos, hay otras opciones, como por ejemplo la mesoterapia con ácido hialurónico.

En este último caso, la diferencia es que el contenido en ácido hialurónico es mayor. Su objetivo no es tanto revitalizar y tonificar la piel, sino hidratarla. El compuesto que se usa aquí es más ligero que el de los rellenos para arrugas faciales. De esta manera, el organismo refuerza su capacidad para producir colágeno y elastina, lo que conduce a un rostro más luminoso y terso.

Además de utilizarse en el rostro, se puede aplicar también en cuello, escote y manos. En el caso del cuello y escote es un tratamiento que funciona muy bien, pues tersa la zona y suaviza las arrugas posturales que pueden aparecer con el paso del tiempo.

 

¿Cuándo es aconsejable un tratamiento de este tipo?

La mesoterapia facial se puede realizar a todas las edades, y es una buena manera para iniciarse en el mundo de la medicina estética. Las personas jóvenes, que aún no tienen una piel muy madura y afectada por el paso de los años, pueden acudir a la mesoterapia con vitaminas para ganar un extra en hidratación y vitalidad.

Entre los beneficios de esta técnica están la disminución de la flacidez, estimular los fibroblastos para mejorar la regeneración celular y la hidratación cutánea. De este modo, a partir de los 30 años, cuando ya comienzan a aparecer los primeros síntomas de envejecimiento, la mesoterapia facial con vitaminas se comporta como una solución eficaz para retrasar la aparición de arrugas.

Más adelante, en pieles ya maduras, este tratamiento puede formar parte de un conjunto de técnicas a las que se puede sumar la aplicación de ácido hialurónico o toxina botulínica. Las vitaminas siempre van a aportar luminosidad y vitalidad al rostro, mientras que el resto de sustancias corrigen las líneas de expresión y las arrugas.

 

¿Cómo se aplica la mesoterapia facial?

La técnica es válida para prácticamente todo tipo de pacientes, ya que no provoca ningún efecto secundario. La inyección de vitaminas y ácido hialurónico solo genera un poco de hinchazón en la zona tratada y un leve enrojecimiento que desaparece a las pocas horas del tratamiento, de manera espontánea.

Solo está contraindicado para mujeres embarazadas y en periodos de lactancia, al igual que personas con alergias conocidas a alguno de los compuestos que se inyectan en el tratamiento.

Las inyecciones son de carácter minúsculo en las zonas que más necesitan ese refuerzo de luminosidad, o bien en todo el rostro. El tratamiento tiene una duración de entre 15 y 20 minutos. Para someterse a él no es necesario realizar pruebas anteriores. En nuestro centro proponemos realizar tres sesiones, cada 15 o 20 días, y posteriormente una sesión de mantenimiento a los 6 meses. Los resultados se empiezan a notar a las 24-48 horas alcanzando su efecto máximo a los 3 meses.

En los casos de más afección en la piel, con más consecuencias visibles derivadas del envejecimiento cutáneo por la acción solar, es recomendable una sesión de carácter mensual de mantenimiento.

La mesoterapia facial con vitaminas es un buen tratamiento inicial para adentrarse en el mundo de la medicina estética. Por lo tanto, pueden acudir a él pacientes de cualquier edad, y sus resultados son muy visibles desde las primeras sesiones del tratamiento. Se trata de una técnica poco invasiva que ayuda a recomponer las vitaminas y nutrientes naturales que se van degradando con el paso del tiempo. Su efecto sobre el rostro es de una clara revitalización, tonificación y luminosidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos de interés:

× ¿Cómo puedo ayudarte?